Albergues del Libertador en Colombia

Banco de la República

  AnteriorSiguiente  

Casa de Arboleda
Popayán, Cauca.


Fachada

 

Texto: Diego Castrillón Arboleda.

Esta hermosa casa de mediados del Siglo XVIII corresponde a la arquitectura posterior a los terremotos de 1736 que destruyeron a la ciudad (denominada «Estilo Popayán «por sus características auténticas, mezcla de neoclásico y fisonomía nativa), fué construída por don Francisco Arboleda y Hurtado, progenitor de don José Rafael Arboleda Arroyo, su propietario a raíz de la Independencia. Don José Rafael contrajo matrimonio en 1816 con doña Matilde Pombo O’Donell, padres del poeta soldado don Julio y del Dr. Sergio Arboleda Pombo. La casa consta de dos plantas, como aconteció con todas las edificaciones de la época pertenecientes a la clase de los hidalgos mineros (feudo burgueses) que dominaban la economía de la región: una alta, cuidadosamente decorada, amplios corredores claustreados protegidos con barandas de cedro torneado y balcones hacia la calle con jambas y frontones para residencia de los señores, y una baja con ancho portón de postigo y portal de cantera, zaguán empedrado para el paso de las bestias a un gran patio interior con botalón en el centro y materas con geranios y azaleas, espaciosos aposentos para la servidumbre y almacenamiento de los productos traídos de Japio (muchos de ellos de exportación, como la quina), y ruidoso chorro en el interior con caño de cobre y forro de piedra de cantera tallada. En ella se alojó el Libertador en 1826 y 1829. En la primera ocasión permaneció 7 días, entre el 23 y el 30 de Octubre. Fué recibido con grandes muestras de solidaridad, cuando venia del Perú atendiendo a graves perturbaciones políticas en el seno del Congreso Grancolombiano, polarizadas ya en dos tendencias que comenzaban a denominarse «constitucionalistas» y «bolivarianos». Desde Cumbal, el 11 de octubre, había escrito a don José Rafael Arboleda Arroyo:

‘“Mi amado amigo:»

“Pronto abrazaré a usted, pronto, digo, pues ya estoy en la Provincia de Payán, mi amada Provincia, patria de Arboleda y de Mosquera. Yo ansío por ver a usted y a su amable familia; pero no quiero que ustedes me obsequien como Libertador sino como a huésped del tiempo griego; como amigo que recibe la hospitalidad santa de manos de sus compatriotas. Esto es todo lo que yo pido con imperio absoluto. Espero perdón de mi despotismo. «

“Soy de usted, de todo corazón, amigo íntimo, Bolívar».

En la segunda oportunidad, tres años después, en el lapso del 19 de Noviembre y el 15 de Diciembre de 1829, cuando regresó de la campaña del Ecuador (la del Portete de Tarqui) abatido por las enfermedades, apesadumbrado por los enemigos y decidido a descansar un tiempo en Popayán, al amparo de sus leales amigos. El 15 siguió rumbo al Norte. Es interesante anotar que, durante esta temporada, desde esta casa dictó el 5 de Diciembre un importante decreto relacionado con la instrucción pública y profesional, el cual vino a señalar su vinculación con nuestra Universidad de Popayán (hoy del Cauca) fundada en 1827.

 

  AnteriorSiguiente  

Comentarios