Albergues del Libertador en Colombia

Banco de la República

  AnteriorSiguiente  

Casa de Gutiérrez de Piñeres
Mompox, Bolívar.

FachadaFachadaCorredor

Texto de: Alberto Miramón.

Conducido por el teniente Matías del Villar y Lougrey, entró Bolívar a la ciudad de Santa Cruz de Mompox el día 26 de diciembre de 1812 y fué alojado en la casa del Corregidor Gutiérrez de Piñeres, que era - dice el eminente historiador don Pedro Salcedo del Villar - «la esquina del lado del Norte entre las calles Real del Medio y de la Sierpe». Aclamado al instante por Comandante del Distrito Militar de Mompox, comienza allí mismo su magnífica carrera de futuro libertador de Colombia.

Bolívar permanece en la ciudad valerosa hasta el día 30 en que, de acuerdo con las autoridades locales, se determinó a desalojar a los realistas, dueños de la margen oriental del río Magdalena, desde Guamal hasta Puerto Real de Ocaña.

En las ocasiones en que volvió a Mompox, tornó a alojarse en la casa de su íntimo amigo el Corregidor Gutiérrez de Piñeres; pero ya desde que aquí asume por primera vez el mando en jefe, se siente impulsado a la máxima empresa de libertar su patria, observa el historiador Diego Carbonell.

Conservaron los antiguos en sus cancioneros populares el recuerdo de los grandes hechos y la memoria ingenua de sus héroes, cual una costumbre general para trasmitir a la posteridad los sucesos y loas a los hombres que les impresionaron; rústicos cantares de gestas locales, que por lo mismo, son valiosos testimonios históricos. La siguiente copla que cantaban los momposinos de los años iniciales de la independencia es la mejor prueba del entusiasmo que suscitó entre ellos la presencia del futuro Libertador:

Sin Bolívar y sin Brión
Sin Caracas y Mompó
Qué nos queda, Santo Dio?
Tú nos quedas, oh Petión!.

 

  AnteriorSiguiente  

Comentarios