Albergues del Libertador en Colombia

Banco de la República

  AnteriorSiguiente  

Quinta de San Pedro Alejandrino
Santa Marta, Magdalena.


FachadaTrapicheInteriorFachada

 

Texto de: Jaime Villareal Torres

La Quinta de San Pedro Alejandrino fué el nombre que se le dió al lugar donde expiró el Libertador Simón Bolívar, en el Centenario de su muerte. Antes de 1.648 se conoció como “La Florida de San Pedro Alejandrino” porque su fundación se hizo el día de San Pedro de Alejandría. Hoy se identifica simplemente con el nombre de San Pedro Alejandrino como un símbolo universal que ha penetrado en la historia de la gesta libertadora de América.

En esta casa vivió Bolívar once días, entre el 6 y 17 de diciembre de 1.830 y desde las 5:30 hasta la 1:03 minutos de la tarde.

En 1.808, adquiere la propiedad de la Hacienda D. Joaquín de Mier y Benitez, caballero español que diera hospitalidad al Héroe.

Sucesivamente perteneció la Hacienda de 130 fanegadas, desde 1.648, al canónigo de la Catedral de Santa Marta D. Francisco de Godoy y Cortesía; a los esposos Juan González de la Torre y María de Mondragón; a Doña Catherine D’Orozco; a D. Antonio de Subiza, encomendero de Masinga; a los capitanes Álvaro González de Vega, Luis José Jiménez Manjarrés y Juan Álvarez de Ibarra; a Dña. Francisca Núñez; al Déan de la Catedral D. Francisco Muñoz y Castellanos; al Dr. Ramón de Zúñiga y su hermano Manuel de Zúñiga; y el 9 de enero de 1.808, el Dr. Ramón de Zúñiga vende a D. Manuel Faustino de Mier y Terán, padre de D. Joaquín de Mier y Benítez.

Doce años después de la muerte del Libertador, Enero de 1.842, el vicecónsul británico Edward W. Mark, dibuja las célebres acuarelas sobre San Pedro Alejandrino, testimonio valioso que trasmite la imagen casi inmodificable de su pasado hasta hoy en que se rememora el sesquicentenario.

Solo a partir del 29 de julio de 1.890 el gobierno departamental se interesa por San Pedro Alejandrino, y el 2 de febrero de 1.891 adquiere la totalidad de los terrenos por medio de la escritura pública número 10; hace algunos arreglos en las instalaciones y jardines, y el 17 de diciembre de 1.891 inaugura la estatua de Bolívar situada debajo del imponente y legendario samán.

En cada efemérides se expiden leyes: la Ley 71 de 1.941 consagra como Altar de la Patria el monumento que se inaugura solemnemente en 1.942, siendo Gobernador del Magdalena el Dr. Armando L. Fuentes; la Ley 90 de 1.947 crea la Biblioteca Revérend y el Museo Bolivariano. Pero la más científica, juiciosa y ordenada restauración se acomete por la Corporación Nacional de Turismo y el Ministerio de Obras Públicas y que concluye en el gobierno del Presidente Julio César Turbay Ayala.

 

  AnteriorSiguiente  

Comentarios