Casa de la Madre y el Niño

70 años

En la década de los cincuenta la situación de los niños sin familia en Colombia era realmente desoladora. Los bebés abandonados eran entregados a la Bene cencia, lo que en aquella época signi- caba una especie de condena a crecer sin hogar. Allí, a falta de identidad y de nombre, estos niños eran registrados con el apellido del director de turno de la institución. En 1942, María López de Escobar se propuso crear un ambicioso proyecto con el objetivo de darles a estos niños un hogar donde fueran bienvenidos, en el que encontraran amor y respeto. Su tarea, por supuesto, no fue fácil. Menos en una época en la que adoptar no era bien visto. Prueba de esto fue el primer año, cuando de los 80 niños que tenía la Fundación, solo logró entregar uno en adopción. Poco a poco, con paciencia y perseverancia, María logró cambiar el con- cepto de adopción en el país.

Su esfuerzo y tenacidad la llevaron a ganarse la con anza de parejas extranjeras y colombianas que se atrevieron por primera vez a adoptar niños y a darles una oportunidad de vivir en un verdadero hogar. Su proyecto se convirtió en la primera institución del país en realizar procedimientos de adopción, mucho antes incluso que el Bienestar Familiar. Ese espíritu activo e incansable que siempre la caracterizó, unido a los valiosos esfuerzos de sus primeras colaboradoras —todas ellas voluntarias creativas y recursivas—, hicieron posible que el proyecto se mantuviera en pie. Es así como, en 1978, al morir María, su hija Bárbara Escobar asumió el compromiso de continuar con esta importante iniciativa, que este año cumple 70 años haciendo bien a los colombianos que más lo necesitan. Bárbara Escobar, al igual que su madre, se obsesionó con darles a los niños sin hogar un futuro y las mejores condiciones, esas condiciones que cualquier padre les daría a sus hijos. En las más de tres décadas que lleva al frente de La Casa, ella ha sabido modernizar los servicios que allí se prestan, alcanzando los más altos estándares de calidad. Y —lo más importante— brin- dándoles amor y cariño a estos niños que están a la espera de encontrar una familia. Hoy ya son más de 6.500 los niños que — gracias a esta institución— han encontrado una familia en países como Australia, Estados unidos y Canadá, y otros en Europa y África.

Más de 2.500 mujeres con embarazo en con icto han sido aten- didas y han encontrado un hogar en La Casa de la Madre y el Niño, y más de 8.500 niños han recibido allí atención integral. Es una labor admirable que ha garantizado que los niños asistan al colegio y que tengan acceso a distintas actividades extracurricula- res que aportan y ayudan a su desarrollo. No hay palabras su cientes para reconocer la labor de Bárbara y de su madre, y la de tantas personas que con vocación y compro- miso han trabajado por nuestra infancia, en esta obra a la que los colombianos debemos la mayor gratitud. Por eso resulta tan oportuno este libro, que conmemora los 70 años de vida de La Casa de la Madre y el Niño, para rendirles un homenaje y para agradecerles, en nombre de todos los colombia- nos, por su incansable gestión a favor de la niñez del país. El amor y la calidez de un hogar es lo más importante que debe- mos brindarles a nuestros niños. Bien decía Óscar Wilde, “el mejor medio para hacer buenos a los niños es hacerlos felices”. Esta frase bien puede ser el lema de esta institución a la que deseamos muchas décadas más de servicio y buen trabajo para bien de los niños y las madres de Colombia.

JUAN MANUEL SANTOS CALDERÓN
Presidente de Colombia

 

  2012

  Español

  2 Kgs.

  256 páginas

  22.9 x 28 cms.

  989898

  Benjamín Villegas Jiménez

  Juan Manuel Santos Calderón

  Alejandro Venegas Franco, Bárbara Escobar López, Rodolfo de Roux Guerrero, Roberto García Peña, Bárbara María Vargas, Inés Elvira Cuéllar de Fajardo, María Cristina Uribe de la Torre, Beatríz Murillo de Ayala, Amparo de González, Nora Eugenia Quinter

  Stella Feferbaum y Juan David Giraldo

  Andrés Mauricio López, Santiago Escobar, María Andrea Vernaza, Claudia Montaña, Fabian Acosta

  Andrea Vélez

  Carlos R. Niño E.