Casa de Nariño

  AnteriorSiguiente  

Alrededores

Texto de Guillermo Hernández de Alba
Cronista de la Ciudad de Bogotá. Decano de la Academia Colombiana de Historia

La Casa de los Presidentes limita hacia el sur el sector más histórico de la ciudad. De la fachada posterior del Capitolio, arranca la Plazoleta de Nariño presidida por la estatua del Precursor, obra del célebre escultor francés Greber, realizada en 1910. La Plaza de Armas da acceso al pórtico de la casa presidencial que encierra en su antejardín la bellísima torre del Observatorio Astronómico, construido en 1803 por disposición del sabio naturalista don José Celestino Mutis. Los muros de la iglesia de Santa Clara, construida en el siglo XVII; la fachada de estilo francés del Palacio Echeverri, obra de principios del siglo XX del arquitecto Gastón Lelarge, y la casa de arquitectura republicana, siglo XIX, sede del Fondo Cultural Cafetero, constituyen el trasfondo que rodea la Casa de Nariño. Al oriente, calle de por medio, el edificio de reciente construcción para despacho de los miembros del Congreso; la antigua sede del Consejo de Estado y el hermoso monumento conmemorativo de la Batalla de Ayacucho que selló la libertad del continente hispanoamericano. Al sur, un bello jardín se asoma hacia la iglesia colonial de San Agustín, construida en el siglo XVII, y el antiguo e histórico claustro del Colegio de los Agustinos; a su lado por el norte, la Cámara del Senado neogranadino, hoy sede del Museo de Artes y Tradiciones Populares.

 

  AnteriorSiguiente  

Comentarios