Casa de Nariño

  AnteriorSiguiente  

Fachada Plaza de Armas

Texto de Guillermo Hernández de Alba
Cronista de la Ciudad de Bogotá. Decano de la Academia Colombiana de Historia

Una breve escalinata da acceso al pórtico sostenido por ocho columnas pareadas, estilo jónico como las del Capitolio, labradas en piedra de Terreros por canteros colombianos, al igual que todos los sillares de la Casa de Nariño. Amplio vestíbulo, decorado con candelabros de cristal y una araña francesa, recibe al visitante. En el segundo tramo ocupa el centro una mesa circular estilo imperio, mueble histórico que hizo parte del mobiliario usado por el Libertador en el Palacio de San Carlos; constituye una valiosa pieza de marquetería francesa, cuya blanca taracea forma guirnaldas y ramilletes que la hacen tan apreciable.

 

  AnteriorSiguiente  

Comentarios