Cien años de arte colombiano

1886 - 1986

  AnteriorSiguiente  

Arte Conmemorativo


RODRIGO ARENAS BETANCUR
Los Lanceros. 1968-70.
Bronce, acero y concreto armado.
Pantano de vargas, Boyacá.RODRIGO ARENAS BETANCUR Bolívar desnudo. 1956-63. Bronce. Plaza de Bolívar, Pereira.

 

Texto de Eduardo Serrano.

Son numerosos los pintores mencionados a lo largo de este escrito que paralelamente a otros temas han trabajado en obras de tipo histórico y por ende relacionadas con el espíritu nacionalista que se agudiza en las décadas finales de la primera mitad del siglo XX, entre quienes cabe recordar a Urdaneta, Santa Manía, Acevedo Bernal, Cano, Zamora, Tavera y Moreno Otero. A sus nombres habría que añadir el de Pedro Quijano (Bogotá, 1878-1953) quien produjo varios lienzos sobre los héroes de la Independencia, y el de Santiago Martínez Delgado (Bogotá, 1906-1954), autor del mural de Bolívar en el Congreso de Cúcuta (1948) que preside el Salón Elíptico del Capitolio Nacional, y cuyas ilustraciones para la revista Vida ofrecen un buen ejemplo de su habilidad para el dibujo y el diseño.

También son numerosas, aunque bastante pobres en imaginación y ejecución las obras públicas de tipo conmemorativo que ornamentan plazas, parques y edificios a lo largo y ancho del país, entre cuyos autores se cuentan -aparte de algunos extranjeros1- prácticamente todos los escultores que se han visto desde finales del siglo XIX. Han trabajado así mismo en este ámbito, entre los pocos nombres dignos de mención, Roberto Henao Buriticá (Armenia, 1898-1964), cuyas piezas más conocidas son el Bolívar (1930) de su ciudad natal y La Rebeca (1928) situada en el otrora amplio Parque del Centenario en Bogotá; y especialmente Rodrigo Arenas Betancourt (Fredonia, Ant, 1919), autor de las más numerosas y espectaculares obras de este género en Colombia2 . Arenas estuvo radicado por largo tiempo en México, adquiriendo de los muralistas el ímpetu heróico patente en buena parte de sus piezas, pero sus obras, aunque enérgicas, con implicaciones simbolistas, y colocadas con frecuencia en complicados andamiajes, mezcla de diferentes materiales, se ciñen a los preceptos académicos -como casi todos los trabajos de esta índole en el territorio nacional3.

Notas

  1. Debido a la ausencia de escultores en el país que fundieran piezas en bronce, fue tradicional durante el siglo XIX encargar a artistas europeos este tipo de trabajos. Y aunque durante la primera década del siglo se inició en nuestro medio la utilización de dicha técnica, las obras conmemorativas de mayor envergadura continuaron comisionándose a escultores extranjeros como el español Victorio Macho, ya mencionado, y el francés Raúl Carlos Verlet (1857-1923) quien es autor de las estatuas de Francisco José de Caldas, Camilo Torres, Antonio José de Sucre, Manuel MurilloToro? y Rufino José Cuervo en Bogotá; Francisco de P. Santander en Barranquilla y Francisco José de Caldas y Camilo Torres en Popayán.
  2. Entre sus trabajos conmemorativos más importantes se cuentan el Bolívar Desnudo en Pereira, el Monumento a los Lanceros en el Pantano de Vargas, el Monumento a José María Córdoba en Rionegro y el Monumento a la Gaitana en Neiva.
  3. En 1980 Edgar Negret elaboró el proyecto de una escultura monumental en homenaje al Libertador para ser realizada en el Parque Bolívar, el cual desató una agitada polémica y la decisión de no construirlo, debido a su estilo contemporáneo tan alejado de los cánones con los cuales se ha tratado tradicionalmente el género conmemorativo en nuestro medio.

 

  AnteriorSiguiente  

Comentarios