El encanto de Bogotá

  AnteriorSiguiente  

Los paraguas

Texto de: Luis Vidales.

El palo de los paraguas sopla sus globos de seda para que el cielo los insulte. Pero los paraguas son cínicos y se alejan bajo la lluvia en una panorámica desbandada de negras. Y cuando los días claros vengan dándole vuelcos a los cielos infantiles los paraguas se quedarán en casa y mirarán por la ventana pasar las nubes y acaso se pregunten quién los ha desterrado de su patria azul.

 

  AnteriorSiguiente  

Comentarios