Manglares

Siguiente  

Presentación

Copia fotográfica del
mapa esbozado por
William Hack en su
diario, durante el viaje
efectuado a finales del
siglo XVII desde Acapulco
hasta el estrecho de
Magallanes.
En el dibujo se puede
apreciar la visión carto­
gráfica del expedicionario
inglés desde el delta del río
San luan, inclui5das las
bahías de Málaga y
Buenaventura en Colom­
bia (Surgidero), hasta el
Río Verde, con la bahía de
Ancón de Sardinas, en
Ecuador.
William Hack, siglo XVII,
Sloane 44. Libro de
borradores, British
Museum, Londres.
Las observaciones de Hack sobre la distribución de los manglares en el Pacifico colombiano (líneas verdes), es bastante precisa. 
Se puede apreciar que éstos se desarrollan a lo largo de la costa y de los riós influenciados por mareas?manglares ribereños?.
 Los manglares costeros están protegidos del embate directo del mar por barras arenosas (líneas punteadas amarillas), y conforman el manglar dominante en ésta región del país.

Texto de: Benjamín Villegas

La importancia de ciertos temas relacionados con la supervivencia del planeta, por mucho tiempo desdeñados, nos impone una mirada más atenta, persistente y aún más científica sobre las zonas naturales de las que depende el equilibrio básico del globo terrestre. A nuestro continente le ha correspondido ser el poseedor de una porción considerable de recursos naturales sobre los cuales descansan la conservación y evolución de numerosas especies, que forman parte sustantiva del tejido de los ecosistemas interactuantes.

Ha sido nuestra política en estas ediciones recoger esos temas y elevarlos a un nivel de comprensión . rigurosa, sin minimizarlos en términos que, por accequibles, falseen la riqueza de la composición . natural y simplifiquen su complejidad. Así hemos desarrollado una política editorial, que también lo es cultural, con la segura presunción de hacer algo novedoso y necesario para el desarrollo del país. Otros libros, bajo similares coordenadas e idénticas preocupaciones, han venido apareciendo como resultado de nuestro trabajo en el cual el interés por el país y por ciertas regiones en particular les ha dado toda su trascendencia.

El tema de los Manglares no se había desarrollado antes en un libro. Hemos dado este paso para abrir ante los ojos de los colombianos, y de los lectores en general que se interesan por el presente y futuro ecológicos de la región neotropical, un panorama magnífico, exuberante, riquísimo y de gran repercusión en la cadena evolutiva. Se da en él un encuentro de todas las ciencias que tienen por objeto el estudio de la naturaleza la botánica, la zoología, la biología, la geología, las ciencias marinas, la paleontología, la arqueología, la historia, etc.

Esa vegetación húmeda y selvática que llamamos manglar también tiene su mitología, en el relato de los conquistadores, y en la literatura del continente. Su riqueza es apreciada, pero su proliferación febricitante es temida. Por una parte es suma de misterios, un lado oscuro de la naturaleza voraz; por otro, es objeto de la más atenta mirada por parte del científico para fijar en términos objetivos los fenómenos que allí incesantemente acontecen.

Es un hecho que este es un ecosistema del que depende la supervivencia de otros más delicados. La importancia del manglar para los ecólogos y científicos no admite entonces ninguna duda. En orden a esta idea hemos desarrollado este proyecto con una convicción y una seguridad sin atenuantes. Es una parte del país y del continente que ignorábamos y que de pronto este libro revela en toda su extensión ya sea el manglar como cuna de la civilización como ecosistema que sirve de puente entre dos mundos, estableciendo ya la típología diversa de los Manglares su distribución en la geografía del país, o bien, el manglar como eslabón de la vida, en el estudio de su fauna asociada y de la interrelación con otros sistemas. En fin, se ha pretendido abordar en este libro el fenómeno desde todos los puntos de vista posibles. Hemos querido hacer de este recorrido un viaje completo. El texto nos introduce en el tema de una manera por entero racional y sus . imágenes nos llevan a visitar alguno de los medios más hermosos e interesantes que pueda tener ante sus ojos el hombre sobre la Tierra.

 

Siguiente  

Comentarios