Páramos

Siguiente  

Presentación


Atardecer en el cañón del Río Frio. Páramo de Chingaza.Quebrada El Coguay.  Páramo de Chingaza.Laguna de Chingaza. Páramo de Chingaza.Frailejones. Páramo de Chingaza.Frailejones y bosque de niebla. Páramo de Chingaza.Frailejones . Espeletia uribeii. Páramo de Chingaza.Niebla sobre el Páramo de Chingaza.Niebla sobre el Páramo de Chingaza.Nebla sobre El Tablazo.  Páramo de Guerrero.Nebla sobre El Tablazo.  Páramo de Guerrero.Bosque andino. El Tablazo.  Páramo de Guerrero.El Tablazo. Páramo de Guerrero.Encenillos.  Weinmannia tomentosa.  Páramo de Sumapaz.Laguna de Chingaza. Páramo de Chingaza.Rodamonte.  Escallonia myrtilloides.  Páramo de Guasca.Barros venenosos.  Ranunculus. Páramo de Guasca.Páramo de Sumapaz.Páramo de Sumapaz.Pantanos en el Páramo de Sumapaz.Pantanos en el Páramo de Sumapaz.Pantanos en el Páramo de Sumapaz.Pantanos en el Páramo de Sumapaz.Páramo de Ghingaza.Páramo de Sumapaz.Formacinoes de pizarra en erosión.  Quebrada de Carpanta.  Páramo de Dhingaza.Chorreras. Páramo de Dhingaza.Chorreras. Páramo de Dhingaza.Chorreras. Páramo de Dhingaza.Chorreras. Páramo de Dhingaza.Río Frío en su descenso a la laguna de Chingaza.  Páramo de Chingaza.Río Frío.  Páramo de Chingaza.Cañón de la quebrada Carpanta con óxidos de hierro en las rocas.  Páramo de Chingaza.Líquenes, musgos y algas, sobre sustratos de roca.  Páramo de Chingaza.Líquenes, musgos y algas, sobre sustratos de roca.  Páramo de Chingaza.Líquenes, musgos y algas, sobre sustratos de roca.  Páramo de Chingaza.Líquenes, musgos y algas, sobre sustratos de roca.  Páramo de Chingaza.Piedras labradas por la acción del agua. Páramo de Chingaza.Piedras labradas por la acción del agua. Páramo de Chingaza.Materia orgánica en descomposición.  Páramo de Chingaza.Materia orgánica en descomposición.  Páramo de Chingaza.Puya entre musgos y líquenes.  Páramo de Chingaza.Liquen.  Cora pavonia.  Páramo de Chingaza.Liquen.  Hypotrachyna sp. Páramo de Chingaza.Líquenes y musgos.  Sterocaulon sp.  Páramo de Chingaza.Musgo.  Sphagnum sp.  Páramo de Chingaza.Liquen.  Cora pavonia. Páramo de Chingaza.Aspectos del nacimiento del río Guaitiquía.  Páramo de Chingaza.

 

Texto de: Los editores

La ecología es la ciencia que trata de establecer todas las relaciones de todos los organismos con todos los ambientes. 0 es ésta, al menos, su aspiración, la cual esperamos sea posible, por el bien de todos nosotros.

Es un hecho sabido que las rivalidades entre individuos de una misma especie son aún más fuertes que entre individuos de especies diferentes, y que estas rivalidades se agudizan al incrementarse el número de una población enfrentada a necesidades vitales. Si a esto añadimos que la confianza en la vida depende de nuestra capacidad de acercamiento a la realidad, de nuestra capacidad de comprenderla y de llegar a una verdad y a una armonía que permitan controlar la incertidumbre del futuro, entenderemos la gran importancia de poder llegar a establecer una relación fecunda e inteligente con las regiones a las que Colombia en general y Bogotá en particular, le deben su cada día más estrecho bienestar Los Páramos, fuente de abundantes aguas prístinas, y la Sabana, tierra fértil que circunda nuestro futuro.

Confianza ética, tranquilidad cognoscitiva y placer sensoria, son los tres puntos que la ciencia considera vitales para que el ser humano pueda mejorar la calidad de su vida. Es necesario que el hombre acepte que con la magnitud de sus acciones y su cada día más incierta dirección, está rivalizando con los individuos de su propia especie, los que vendrán mañana, y que esta competición en el tiempo puede alterar en forma definitiva la capacidad de la propia naturaleza para responder, asimilar e incluso aprovechar todos los fenómenos a que está expuesta. Somos, pues, parte de los elementos que propician o ponen en juego el curso de la vida, el de la naturaleza y nuestra propia existencia.

Estos son los puntos sobre los cuales este libro quiere llamar la atención, mostrando la belleza, la importancia, la riqueza y la fragilidad de un ecosistema único en el mundo, del cual ya, tristemente, hemos desterrado animales majestuosos como el Condor, paradójicamente símbolo de nuestra nacionalidad, e intervenido también en el delicado tejido de la naturaleza, en donde todos los organismos y todos los ambientes están relacionados entre sí y dependen unos de otros, incluyéndonos a nosotros mismos.

 

Siguiente  

Comentarios