Armando Villegas

Homenaje

Siguiente  

Presentación

Fauno danzante ✦ 1983 ✦ Óleo mixta ✦ 120 x 100 Caballero del averno ✦ 1984 ✦ Óleo mixta ✦ 80 x 100 cm 1988 ✦ Óleo mixta ✦ 70 x 125 cm Requiem por un gran maestro Homenaje a ALejandro Obregón ✦ 1992 ✦ Óleo sobre lienzo ✦ 120 x 360 cm

Texto de: Efraín Enrique Forero Fonseca
Presidente Banco Davivienda S.A.

La obra de Armando Villegas, que tanto lustre le ha dado al país en los lugares donde ha sido expuesta, es la escogida este año por Davivienda para su tradicional libro anual, reconocido ya como símbolo de admiración y respeto por el arte colombiano.

Finalizando el año de 1951, Armando Villegas —que había nacido en Pomabamba, una encantadora población de la sierra peruana, en 1926— se desplaza de Lima a Bogotá, con la intención de hacer un postgrado en pintura mural. A partir de este momento, Villegas se convierte, inexorablemente, en un artista colombiano. El orgullo que por él siente el país, así lo constata.

Muy pronto, Villegas se lanza de frente a la insólita aventura del arte abstracto, en un momento en que en el país y en el resto de América Latina aún son contados los artistas que enarbolan estos postulados.

Paradójicamente, su permanente interés por los legados ancestrales y su obsesiva exploración de los diseños precolombinos serán un impulso decisivo en el rumbo que toma su lenguaje. En 1955 inaugura en Bogotá su primera exposición individual, de corte totalmente abstracto.

Años más tarde, con igual certeza, Villegas se volcará hacia la expresión figurativa, tendencia que, de alguna manera, siempre había estado latente en su obra. Surgen entonces aquellos temas que lo identifican —guerreros, comediantes, totems, seres fantásticos, faunas y floras exóticas— resultado de las mágicas elaboraciones que propicia su indomable vocación. Más adelante, sin embargo, las dos tendencias expresivas volverán a encontrarse en las obras del artista, conviviendo juntas hasta hoy.

A lo largo de este libro, el lector descubrirá un artista sorprendente e insólito que, poseído por una creatividad incontenible, no ha dudado en ingeniarse técnicas y recursos para compartir con nosotros un universo abigarrado y deslumbrante, al cual sin remedio nos entregamos.

No dudamos que este homenaje que hoy le rinde DAVIVIENDA, representa un cálido sentir general.

 

Siguiente  

Comentarios