Conózcalo  Véalo  Léalo

    Cómprelo

 COP$ 149,000
USD$ 47*
41*

*Los precios en Dólares y Euros son calculados utilizando la Tasa Representativa del Mercado en Colombia de noviembre 07 de 2018

Contenido:

Casa de Recreo en Colombia

Siguiente  

Presentación

Tabio, Cundinamarca.  
Arquitectos Daniel Arango y Alberto Caballero PrietoSubachoque, Cundinamarca. 
Arquitecta Loli ObregónAnapoima, Cundinamarca.  
Arquitecta Cecilia Cifuentes de CaroJericó, Antioquia.  
Arquitecta María Mercedes Mejía BarrenecheReserva Natural Nirvana, Valle del Cauca.

Texto de: Benjamín Villegas

La vida es el mayor regalo del hombre, y a los colombianos nos gusta vivirla y disfrutarla a plenitud. Por alguna razón, aún no muy clara, somos un país que enfrenta sus circunstancias sin amilanarse, tratando de sacarles el mejor provecho en cada caso.

También somos amantes de la vida familiar y del hogar. Y, pese a vivir en un país de ciudades, o tal vez por ello mismo, los colombianos de toda condición construimos a menudo casas en el campo, segundos hogares, destinados al reposo. Retiros, escondites, refugios, donde la informalidad impera, el ocio es lícito y el descanso obligatorio. Casas cuyos diseñadores o arquitectos, aprovechando la rica diversidad y abundancia de recursos, climas y paisajes, han planteado creativas soluciones espaciales y definido con gracia su relación con el entorno.

A diferencia de las casas presentadas en nuestros libros anteriores sobre la arquitectura nacional –Casa colombiana, Casa republicana, Casa moderna, Casa de hacienda–, las casas de este volumen aspiran a mostrar el encanto de las soluciones minimalistas y el admirable gusto por la comodidad descomplicada, independientemente de su clima o ubicación.

En todas ellas, sin excepción, se descubre también la mano de la mujer colombiana como elemento integrador de los exquisitos decorados e interiores.

Organizadas por pisos climáticos, no importa el rincón del país donde se ubiquen, las casi 300 casas que aquí aparecen cubren el espectro general

de nuestra geografía. Ellas constituyen una muestra sin precedentes de la imaginación de los colombianos para diseñar un hábitat en el aire que mejor les sienta a sus cuerpos y a sus almas.

En términos categóricos, no se trata de una selección exhaustiva sino de un deleitable conjunto representativo que, a nuestro juicio, sobresale en virtud de sus aportes.

 

Siguiente  

Comentarios