Conózcalo  Véalo  Léalo

    AGOTADO

Contenido:

Fútbol

En Colombia

  AnteriorSiguiente  

1924 - Comienza a rodar el balón

Inicios del profesionalismo

Atlético Junior en sus comienzos. Equipos bogotanos de fútbol amateur. Comienzos del siglo xx. Equipos bogotanos de fútbol amateur. Comienzos del siglo xx. Fútbol aficionado en Barranquilla. Atlántico, primera categoría 1944. Fútbol aficionado, Barranquilla. América de Cali 1945.
Atrás, de izquierda a derecha: Humberto Padilla, Lorenzo Perdomo, Luis Carlos Cuero, Jorge Aragón, Agustín Marmolejo, Jorge Caicedo, Édgar Mallarino, Guillermo Rojas, Vicente ‘Alicate’ Martínez, Víctor Brand.
Adelante: Óscar ‘Pandeyuca’ Rojas, Francisco Pacheco, Dimas Gómez, Bolívar Sarria, Saulo Flórez, Ramiro ‘Colorado’ Paz, Efraín González, Rubén ‘Cartago’ Lizalda, Efraín ‘Chico’ Vásquez, Luis A. Salinas ‘Inzú’.

Texto de: Carolina Jaramillo Seligmann

La situación de improvisación y amateurismo que caracterizó al fútbol de Colombia en sus primeros años llegó a su fin gracias a la gestión de algunos dirigentes barranquilleros, quienes el 12 de octubre de 1924 crearon la Asociación Colombiana de Fútbol, llamada inicialmente la Liga de Fútbol. El Gobierno Nacional le concedió personería jurídica mediante resolución n.° 34 de 1927, firmada por el entonces presidente de la República, Miguel Abadía Méndez. La importancia de esta liga no sólo residió en que fue el primer intento concreto de organización del fútbol en Colombia, sino que además contó con la participación de todos los clubes y equipos de la geografía nacional. Figuraron en esta primera asociación: Atlántico Junior, Ayacucho, Bolívar, Centro Deportivo Juventud, Centro Deportivo Nariño, Colombia Junior, Córdoba, Deportivo Colombia, Deportivo Colón, Deportivo Español, Deportivo Madrid, Deportivo Unión, Estudiantes de Barranquilla, Juventud Junior, Libertador, Medicina, Normandie, Once de Noviembre, Royal, Ricaurte, Sabanalarga, Siete de Agosto, Sporting, Titanes, Tropical y Unión Porteño. Mediante la resolución n.° 72 de junio 8 de 1936 firmada por el presidente Alfonso López Pumarejo, la Adefútbol comenzó su gestión como el máximo organismo del fútbol en el país. Tras la legalización sólo restaba conseguir el reconocimiento internacional, otorgado ese mismo año por la Federación Internacional de Fútbol Asociado, FIFA, y la Confederación Suramericana de Fútbol, Conmebol. El primer comité ejecutivo de la asociación estuvo presidido por Carlos Laffourie Roncallo, junto a Elías Coll Tara, vicepresidente; Nicolás Arévalo, segundo vicepresidente; Alberto Silva, tesorero; Enrique Stell, secretario, y Mario Consuegra, fiscal. Las dificultades iniciales para conseguir unidad y lograr aglutinar los intereses de todas las regiones, llevó a que las normas establecidas por la Adefútbol no fueran aplicadas y ejecutadas por todos de la misma manera. Había además dos vértices que estaban desajustando la estructura del fútbol colombiano: la extrema centralización de la autoridad en Barranquilla y la agudización de los regionalismos. Este clima de desmembramiento y falta de unidad desembocó en el surgimiento de dos individuos que fueron determinantes en la historia del fútbol en Colombia: Humberto Salcedo Fernández y Alfonso Senior. A finales de junio de 1948 se reunieron de forma paralela en Barranquilla, por un lado, la asamblea de ligas –moderada y regida por la Adefútbol– y, por el otro, los representantes de los clubes con la presencia de Senior y Salcedo Fernández. En esa reunión se autorizó convocar al día siguiente a los clubes profesionales y a las ligas aficionadas para discutir el espinoso tema de la profesionalización. Este primer acercamiento sólo dejó como resultado peleas, acusaciones y desacuerdos. Pese a ello, ese mismo día se nombró el primer Consejo de la División Mayor del Fútbol Colombiano, Dimayor, compuesto por: Humberto Salcedo Fernández, presidente; Ernesto Álvarez Correa, primer vicepresidente; Óscar Hoyos Botero, segundo vicepresidente; Jorge Osorio Cadavid, tesorero; y Alfonso Senior Quevedo, fiscal.

Además, se fijó el 7 de julio como fecha para la primera asamblea general de clubes y se instauró, históricamente, la fecha de inicio del primer campeonato de fútbol profesional colombiano, que comenzaría el 15 de agosto del mismo año con la participación de 10 clubes. Se eligió a Bogotá como sede de la institución, dejando a la Adefútbol en Barranquilla y trasladando el fútbol profesional hacia la capital. Los estatutos de la Dimayor y el reglamento del campeonato profesional quedaron definidos en el marco de la asamblea general de clubes.

 

  AnteriorSiguiente  

Comentarios