Conózcalo  Véalo  Léalo

    AGOTADO

Contenido:

Fútbol

En Colombia

  AnteriorSiguiente  

2004 - Copa Libertadores

El país de blanco con el Once Caldas

Julio 1, 2004. Antes de llegar a la final de la Copa Libertadores, el club albo dejó por el camino a grandes equipos del fútbol suramericano como el Santos y el Sao Paulo de Brasil. El Once Caldas sólo perdió un partido de los 14 que jugó en la copa. En total obtuvo 6 victorias y 7 empates, y registró 17 goles a favor y 10 en contra. Las celebraciones en la capital de Caldas no se hicieron esperar, una vez el Once Caldas se coronó como campeón de América.

Texto de: Carolina Jaramillo Seligmann

Once Caldas, club de la ciudad de Manizales, entró a la historia del fútbol suramericano al coronarse campeón de la Copa Libertadores de América en 2004. Con un palmarés y un equipo más modesto que el de algunos de los 35 clubes restantes en disputa, el conjunto blanco se impuso por encima de todos los pronósticos. En la primera fase fue primero del Grupo 2 por encima de Maracaibo, Vélez Sarsfield y Fénix, tras alcanzar 13 puntos, producto de cuatro victorias, un empate y una derrota, en 6 partidos. En los octavos de final se enfrentó al Barcelona de Ecuador. Después de empatar 0-0 en Quito y 1-1 en Manizales, la serie se definió por penaltis, en donde el Once se impuso 4-2. Los cuartos de final, que se jugaron en el mes de mayo, vieron a un equipo de Manizales superar a un grande del continente, Santos de Brasil, tras un 2-1 global, resultado de un empate a 1 en Brasil y una victoria 1-0 en la capital de Caldas. Otro histórico del fútbol brasileño fue el llamado a vencer en la fase semifinal, el Sao Paulo. Una exigente prueba en la que el Once Caldas comenzó a perfilarse como la revelación del torneo. El partido de ida finalizó empatado sin goles, por lo que la eliminatoria se definió en Manizales, con resultado de 2-1 a favor del ‘blanco blanco’. Así se llegó a la gran final de la 45 edición del torneo de clubes más importante de Latinoamérica. El otro finalista fue uno de los equipos con más reconocimiento y recorrido en el fútbol suramericano, y por ende, favorito para llevarse el trofeo, Boca Juniors de Argentina. El escenario del partido de ida fue el estadio La Bombonera de la ciudad de Buenos Aires, Argentina. Allí, el Once Caldas sacó un meritorio empate a 0. El 1 de julio de 2004, en el estadio Palogrande de la ciudad de Manizales, se jugó el encuentro definitivo. Noventa minutos separaban al Once de su primer título continental. Pero un empate a 1 al cabo del tiempo reglamentario, hizo que el suspenso continuara y la copa se tuviera que definir desde los doce pasos. En un hecho sin precedentes, Boca Juniors falló cuatro penales de forma consecutiva; dos de ellos fueron atajados por una de las figuras del partido, el arquero colombiano Juan Carlos Henao. El Once Caldas se impuso 2-0 y detonó la alegría de toda la ciudad, y simultáneamente del país entero. Con un fútbol considerado por algunos como defensivo y no muy vistoso, fue el campeón indiscutible, después de registrar, en 14 partidos que jugó, apenas una derrota. En total, ganó en 6 oportunidades y empató en 7, consiguió 17 goles a favor y recibió 10 en contra. Ganó el derecho de jugar la Copa Intercontinental en diciembre de ese mismo año ante el Oporto de Portugal. En el estadio de Yokohama, Japón, y tras empatar a 0 en los 90 minutos reglamentarios y los 30 de adición, la serie se definió por penaltis, donde el equipo lusitano se impuso 8-7.

 

  AnteriorSiguiente  

Comentarios