Conózcalo  Véalo  Léalo

    AGOTADO

Contenido:

Fútbol

En Colombia

  AnteriorSiguiente  

Colombia llora al 'Caballero del fútbol'

El asesinato de Andrés Escobar

Junio 22, 1994, Estados Unidos 2, Colombia 1. 
En el minuto 34 del primer tiempo, el defensa colombiano Andrés Escobar marcó un autogol frente a la selección anfitriona.

Texto de: Carolina Jaramillo Seligmann

Corría el minuto 34 del primer tiempo del partido que enfrentaba a las selecciones de Estados Unidos y Colombia en la primera fase del Mundial de Estados Unidos 1994. Aquel 26 de junio de 1994, más de 90 000 espectadores presentes en el estadio Rose Bowl de Los Ángeles, California, vieron cómo el ‘Caballero del fútbol’, como se le conoció al defensa Andrés Escobar, anotó un gol en su propia portería, defendida por el arquero Óscar Córdoba, y ante la mirada incrédula de sus compañeros. El partido terminó 2-1 a favor de los norteamericanos, después de que consiguieran ampliar la diferencia al anotar el segundo tanto en el minuto 52 por medio de Stewart. El descuento del equipo colombiano llegó en el minuto 90, gracias a Adolfo ‘Tren’ Valencia. Previamente, en su primer partido en el certamen, Colombia había caído con Rumania 3-1. En el tercer y último choque, ante Suiza, Colombia se impuso 2-0. Pese a esta victoria, el temprano regreso a Colombia del equipo de Francisco ‘Pacho’ Maturana, tras ser sorpresivamente eliminado en primera ronda, fue inminente. Días después de la llegada de la selección al país, en la madrugada del 2 de julio de 1994, el zaguero Andrés Escobar Saldarriaga, quien en ese momento tenía 27 años de edad, recibió 12 impactos de bala en el parqueadero del estadero El Indio, de la ciudad de Medellín, ubicado en la vía Las Palmas, cuando se disponía a abandonar el lugar en su automovil. Inmediatamente fue trasladado a la Clínica Medellín, en el centro de la capital de Antioquia, a donde llegó sin vida. Este hecho, que conmocionó al mundo del fútbol, puso de manifiesto hasta dónde podían llegar los niveles de intolerancia en un país que vivía uno de los momentos más complicados de su historia reciente, salpicado por la corrupción, la violencia y el narcotráfico. Las pesquisas de las autoridades dieron como resultado la captura del autor material del asesinato, Humberto Muñoz Castro, quien fue condenado por homicidio agravado y falsa denuncia a 43 años, dos meses y 15 días de prisión el 4 de octubre de 1995. Seis años más tarde, en 2001, la pena fue modificada según la ley, a 26 años, cinco meses y 15 días. En octubre de 2005 un juez de Medellín le concedió la libertad condicional después de 11 años tras las rejas, luego de haber purgado tres quintas partes de la pena.

 

  AnteriorSiguiente  

Comentarios