Conózcalo  Véalo  Léalo

    AGOTADO

Contenido:

Fútbol

En Colombia

  AnteriorSiguiente  

El Dorado

Julio 11, 1949, presentación de Adolfo Pedernera en El Campín de Bogotá, partido Millos 6, Municipal 0. 
De izquierda a derecha: Adolfo Pedernera, el doctor Carlos Valderrama, el torero español Luis Miguel Dominguín y Alfonso Senior. Llegada a Bogotá de Di Stéfano y Rossi para Millonarios. Cali, 1949.
Víctor Pasalaqua y Efraín ‘Caimán’ Sánchez. Arqueros del Deportivo Cali. Rene Pontoni, de Santa Fe, y Adolfo Pedernera, de Millonarios, cuando jugaban con la Selección
argentina. Junior en 1950.
Atrás de izquierda a derecha: Marinho Rodríguez de Oliveira, Germán Dos Santos, Sebastián Berascoechea, Jaime de la Espriella, ‘Vigorón’ Mejía, Fulgencio Berdugo.
Adelante: ‘Memuerde’ García, Haroldo Carjó, Heleno de Freitas, Elba de Padua ‘Tim’ y Valerio Delatour. Cali 1950. 
Atrás: Villarreal, Máximo Mosquera, Eliseo Morales, José Castro, la ‘Muñeca’ Arango, Manuel Giúdice, ‘Caimán’ Sánchez, Víctor Pasalacqua, Óscar Sastre y Antonio Vilariño.
Adelante: Pedro Monteblanco, Liborio Guzmán, Óscar Ramos, Camilo Cervino, Ricardo Ruiz, Valeriano López, Fernando Walter y Eduardo Rodríguez. Santa Fe, 1950.
Atrás, de izquierda a derecha: Julio Zamudio, Alberto Guardiola, José Castillo (DT), Neil Franklin, George Mountford, René Pontoni, Jorge Benegas, Julio ‘Chonto’ Gaviría, Ángel Perucca.
Adelante: José Kaor Dokú, Marcos Osorio, Heraldo Ferreyro, Hermenegildo Germán Antón, Luis Alberto ‘Mono’ Rubio, Héctor ‘Pibe’ Rial y Rafael Prieto. 1951. Cúcuta frente a Junior.
Disparo de Miloc que el ‘Caimán’ manda a tiro de esquina. En enero, 1953, Millonarios, Santa Fe, Deportivo Cali, River Plate de Argentina y Rapid de Viena jugaron la Copa República de Colombia. Acto protocolario del partido Millonarios 1, River Plate 3: Francisco ‘Cobo’ Zuluaga, capitán del club local, con el embajador de Argentina, Alfonso Senior, y Norberto Yácono, capitán argentino. Julio 23, 1950, Santa Fe 1, Sporting 1.
El portero Ricardo Cardozo, ‘Platillo Volador’, desvía un centro de costado ante la llegada de Heraldo Ferreyro.

Texto de: Carolina Jaramillo Seligmann

1949 - 1954

En esa época estuvieron en el país los mejores futbolistas del mundo. Ningún otro país tuvo tantas figuras juntas.
Jorge Correa Pastrana

Se conoce como la época de El Dorado el lapso comprendido entre 1949 y 1954, que se caracterizó por la masiva llegada de jugadores extranjeros a los distintos clubes de fútbol de Colombia. Esto fue posible gracias a que el torneo colombiano se subordinó de los órdenes internacionales que regulaban el fútbol mundial y de esa manera, sin pagar los pases ni las transferencias, muchos futbolistas extranjeros fueron contratados para jugar en el país. Esto hizo que los mejores jugadores del mundo del momento estuvieran repartidos por toda Colombia de forma simultánea, lo que constituyó un hecho sin precedentes en la historia de este deporte. El punto de partida de este ciclo lo marcó la llegada del jugador argentino Adolfo Pedernera al club Millonarios de Bogotá el 10 de junio de 1949. De la mano de Pedernera llegaron también al equipo de la capital Alfredo Di Stéfano y Néstor Raúl Rossi, a raíz de la huelga que se produjo en el fútbol de Argentina. Al igual que en Millonarios, la contratación de jugadores extranjeros en los distintos clubes colombianos no se hizo esperar; incluso se llegó a hablar de colonias: en Pereira la paraguaya, en la costa atlántica la brasileña, en Cúcuta la uruguaya, en Medellín, conocido como la ‘Danza del Sol’, la peruana, y en Bogotá la argentina. El Junior de Barranquilla contó con la presencia de los brasileños Heleno de Freitas y Marinho; el Cúcuta Deportivo se convirtió en un equipo conformado casi en su totalidad por la selección uruguaya de fútbol, con la llegada entre otros de Juan Carlos Toja, Juan José Tulic, Ramón Villaverde y Abraham González; el Deportivo Cali se destacó por su ‘rodillo negro’, como se conoció al grupo de jugadores peruanos que llegaron a la capital del Valle, entre los que se encontraban Máximo ‘Vides’ Mosquera, Luis ‘Tigrillo’ Salazar y Valeriano López. No sólo jugadores argentinos, brasileños, uruguayos, paraguayos y peruanos llegaron al país, también futbolistas de Inglaterra, Hungría, Yugoslavia e Italia participaron en el campeonato profesional colombiano, considerado en esa época como el mejor del continente. La presencia extranjera en Colombia se extendió de la misma manera al arbitraje, con jueces españoles, ingleses, alemanes y austriacos. Durante este tiempo surgieron varios equipos en todo el país, se construyeron algunos escenarios, se adecuaron otros como los hipódromos de Medellín y de Cali, y el torneo se convirtió en una exhibición de buen fútbol, estadios llenos y jugadores de talla mundial. El Pacto de Lima, firmado en 1951, estipuló que los jugadores extranjeros que jugaban en Colombia, cuyos pases no hubieran sido cancelados adecuadamente, debían abandonar el país a más tardar en octubre de 1954. Con esto se llegó a un acuerdo, Colombia quedó nuevamente afiliada a la FIFA, y se dio término a El Dorado colombiano.

 

  AnteriorSiguiente  

Comentarios