Conózcalo  Véalo  Léalo

    AGOTADO

Contenido:

Fútbol

En Colombia

  AnteriorSiguiente  

León Londoño

Jericó, Colombia, 1929

León Londoño fue al mismo tiempo presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, de la Dimayor y de la Difútbol. Durante su mandato, Colombia logró la clasificación al Mundial de 1990, tras 28 años sin clasificarse a una Copa del Mundo.

Texto de: Carolina Jaramillo Seligmann

Uno de los dirigentes más decisivos del fútbol colombiano. Simultáneamente fue presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, de la División Mayor del Fútbol Colombiano, Dimayor, y de la rama aficionada, Difútbol, además de representante de Colombia ante la FIFA. Llegó al fútbol en 1959 por iniciativa de un grupo de amigos que decidieron salvar de la desaparición al Cúcuta Deportivo, club de la ciudad en la que residía. Tras su gestión en el equipo ‘motilón’, fue nombrado en 1963 gerente de la Dimayor. En 1964 fue uno de los promotores de la creación de la Federación de Fútbol Colombiano, por entonces Fedebol, que surgió como entidad rectora del fútbol profesional y aficionado en el país. En Villa del Rosario, Cúcuta, el 19 de junio de ese mismo año firmaron el acta de constitución las 10 ligas integrantes de la Fedebol y la Dimayor, que reunió 12 clubes. Posteriormente, por tensiones entre la Adefútbol y la Fedebol, y tras la intervención de la Conmebol y la FIFA, se logró el reconocimiento internacional del balompié nacional, bajo el nombre de Colfútbol. En 1971 quedó constituida la institución, fue nombrado su Comité Ejecutivo y elegido su primer presidente: Eduardo Carbonell. En 1973 la Federación nombró a Alfonso Senior en este cargo, al lado de León Londoño, quien ejerció de vicepresidente y tesorero. En 1974 junto a Senior, fue uno de los responsables de la adjudicación de la sede del Mundial de 1986 para Colombia. En 1982, alcanzó la presidencia de la Federación, cargo que ocupó hasta 1992. Uno de sus principales objetivos fue conseguir que el país se clasificara nuevamente a una Copa del Mundo. Con este fin, lo primero que hizo fue poner en marcha lo que él denominó como una ‘pequeña revolución’. De inmediato se puso a trabajar para generar un cambio en los estatutos, los reglamentos, el trato a los jugadores, y el funcionamiento de las selecciones Colombia, sobre todo desde 1985. Su mayor logro fue conseguir, tras siete años de trabajo desde la dirección, en los que entre otras cosas le entregó las riendas de la selección a Francisco ‘Pacho’ Maturana, la clasificación del país al Mundial de Italia 1989. También logró que en 1988 la tricolor fuera invitada a la Copa Stanley Rous celebrada en Londres, Inglaterra. En 1992 se retiró del fútbol, tras culminar una década de cambios, reestructuraciones y éxitos.

 

  AnteriorSiguiente  

Comentarios