Conózcalo  Véalo  Léalo

    AGOTADO

Contenido:

Fútbol

En Colombia

  AnteriorSiguiente  

Luis Fernando Montoya

Medellín, Colombia, 1957

Luis Fernando Montoya fue el director técnico del Once Caldas campeón del torneo colombiano en 2003 y que ganó la Copa Libertadores 2004 por primera vez en su historia. Luis Fernando Montoya llegó a dirigir el Once Caldas en el segundo semestre de 2002. Antes del Once Caldas, Montoya trabajó en el Atlético Bucaramanga y en el Atlético Nacional.

Texto de: Carolina Jaramillo Seligmann

Luis Fernando Montoya, director técnico del Once Caldas, campeón de la Copa Libertadores de América en 2004. Nació en Medellín el 2 de mayo de 1957 y comenzó su carrera como director técnico en las divisiones inferiores de las selecciones de Antioquia. Graduado en educación física, se inició dirigiendo en todas las categorías, pasando por la infantil, prejuvenil y juvenil. Esta experiencia le valió para ser nombrado asistente técnico de Germán ‘Basílico’ González en la Selección Colombia juvenil que participó en los Juegos Centroamericanos de 1992. En 1994 dio el salto hacia el fútbol profesional colombiano, al ser contratado como asistente técnico de Norberto Peluffo en el Atlético Bucaramanga. Un año más tarde, en 1995, estuvo al frente de la Selección Colombia Sub-20 que disputó el Suramericano de Bolivia. Durante 5 años, de 1995 a 2000, estuvo vinculado a las divisiones inferiores del Club Atlético Nacional de Medellín. En julio de 2001 pasó a ser el entrenador del equipo profesional verdolaga, cargo que ocupó durante una temporada, hasta junio de 2002. Fue en ese momento cuando se marchó de Medellín para dirigir al Once Caldas de Manizales. En el club blanco de la capital de Caldas, Montoya inició un trabajo con un grupo de jugadores entre los que se destacaron Arnulfo Valentierra, Juan Carlos Henao, Dayro Moreno, Elkin Soto, Mauricio Casierra y Sergio Galván Rey. Fruto de este esfuerzo fue la consecución del torneo Apertura de 2003, que le dio el pase directo a la Copa Libertadores y que significó la primera estrella para la institución, obtenida después de 42 años. En 2004, Luis Fernando Montoya guió al Once Caldas hacia la consecución del título del torneo continental más importante de clubes, luego de derrotar a Boca Juniors de Argentina en la final. Tras esto viajó a la ciudad de Yokohama para disputar la que sería la última edición de la Copa Intercontinental, en diciembre de 2004, ante el Oporto de Portugal. Después de que el encuentro terminara empatado a 0, se definió por penaltis, entonces el club colombiano cayó 8-7. A su regreso de Japón, presentó su renuncia ante las directivas del Once Caldas para tomarse un descanso. Días después, la noche del 22 de diciembre de ese mismo año, fue herido de gravedad por dos individuos que intentaron asaltar a su esposa cuando llegaba a su residencia. Producto de los impactos de bala que recibió, Luis Fernando Montoya quedó cuadrapléjico. Actualmente vive en el municipio de Caldas, a 12 kilómetros de Medellín, con su esposa Adriana y su hijo José Fernando. En 2005 la Dimayor aprobó la entrega del ‘Premio al Juego Limpio Luis Fernando Montoya’ en su honor, para las categorías Primera A y Primera B, con el fin de exaltar al equipo que más respeto tenga por las reglas del fútbol en el campeonato colombiano.

 

  AnteriorSiguiente  

Comentarios