Conózcalo  Véalo  Léalo

    AGOTADO

Contenido:

Fútbol

En Colombia

  AnteriorSiguiente  

Minuto cero

Primera salida internacional

Texto de: Carolina Jaramillo Seligmann

La Selección Colombia comenzó a escribir su historia en el fútbol continental en 1945, en el marco del Campeonato Suramericano Extraordinario de Chile, que se celebró entre el 14 de enero y el 28 de febrero y contó con la participación de siete selecciones nacionales. Además de la delegación colombiana, estuvieron presentes los equipos de Brasil, Uruguay, Chile, Argentina, Bolivia y Ecuador. En Colombia el poder del fútbol se encontraba dividido por luchas regionales. La Asociación Colombiana de Fútbol, Adefútbol, conformó un equipo de jugadores de la costa atlántica para que representara al país. En ese grupo figuraban: Andrés ‘Bolón’ Acosta, Lucas Martínez, Gabriel ‘Vigorón’ Mejía, Juan Quintero, Isidro Joliani, Antonio Julio de la Hoz, Lancaster de León, Roberto ‘Perro’ Gámez, Luis González Rubio, Fulgencio Berdugo, Arturo Mendoza, Humberto Picalúa, Carlos Recio, Juan Navarro, Ricardo López, Juan Peña y Ricardo Granados, todos futbolistas costeños; con la representación del interior en cabeza de Rafael Gabino Granados, Humberto Arbeláez, Juan de Jesús Zapata y Roberto ‘Flaco’ Meléndez, quien también hacía las veces de entrenador. En Bogotá hicieron lo posible por evitar que este equipo fuera al torneo, les negaron las visas e incluso, por medio del Ministerio de Relaciones Exteriores, mandaron comunicaciones a Chile para que no les permitieran jugar. Pero la Adefútbol se impuso porque contaba con la autorización de la FIFA y la Confederación Suramericana de Fútbol, Conmebol. Pese a las disputas y a las luchas de poder, este equipo emprendió su viaje. Fue una larga travesía en tren y barco, que duró poco más de 20 días, hasta arribar a la costera ciudad de Valparaíso. En su recorrido hacia el sur del continente, los jugadores colombianos tuvieron que disputar partidos de béisbol de exhibición para recoger dinero. Las incomodidades –escasos camarotes para dormir, inadecuada alimentación, dificultad para entrenarse– sumadas al extenuante y prolongado desplazamiento, fueron determinantes en su rendimiento durante el torneo. Colombia finalizó en la quinta posición con tres puntos, producto de cuatro derrotas, una victoria y un empate. La debutante selección se despidió de su primera actuación en el escenario internacional con un registro de 6 goles a favor y 24 en contra. Como premio de consolación alzó el trofeo Sucre como el mejor de los equipos denominados chicos, superando a Bolivia y Ecuador.

 

  AnteriorSiguiente  

Comentarios