Manolo Valdés

La intemporalidad del arte