Museos de Bogotá

  Anterior

Museo Geológico Nacional

Texto de: Enrique Pulecio Mariño

La creación del Museo Geológico Nacional obedece a razones eminentemente científicas, pero con las obvias derivaciones hacia las funciones didácticas. De esta manera su organización está orientada hacia el acopio, investigación, conservación y exhibición de colecciones geológicas, así como el material didáctico que el Museo ha preparado en forma comprensiva y explicativa con las indicaciones acerca de los cambios geológicos de la tierra y en donde podemos apreciar la ruta del hombre en su ascenso a través de los tiempos.

Las colecciones fósiles de animales mile-narios se han realizado con base en las aportaciones provenientes de la extensión total del territorio nacional y comprende especies de tamaño diverso, desde vestigios de gigantescos mamíferos hasta especies menores de importante valor científico. El Museo hace énfasis en la variedad de estos especímenes y en su rareza, ya que a través de ellos se logran hipótesis y soluciones a interrogantes geológicos de cuya respuesta dependen factores de incidencia económica. A partir de 1917 se dio inicio a la recolección del material geológico, pero sólo hasta 1940 se logró la integración del sector paleontológico con otras colecciones dispersas y que por fin en, contraron en el Museo su más adecuado lugar. Lo propio sucedió en relación con las colecciones de minerales y rocas pero su integración al museo sólo se realizó en forma definitiva en 1976.

El Museo Geológico Nacional, que pertenece a Ingeominas, ha dividido en dos áreas sus actividades: el área de Geología Económica y el área de Geología Histórica. En la primera se halla la Mineralogía y Petrografía; en la segunda la Paleontología y la Estratigrafía que se ubica dentro del estudio de fósiles que permiten el análisis de la evolución del planeta.

En 1976 el Museo, con su interés en los aspectos científicos y económicos de los recursos naturales no renovables del país, se ha propuesto desarrollar una actividad docente muy específica con los estudiantes de Geología y Mineralogía, así como entre la población escolar. Para el reconocimiento y análisis de las piezas el Museo cuenta con una estructura pedagógica compuesta por equipo humano y técnico plenamente calificado.

Minerales, rocas, fósiles, son los especímenes propios que hacen parte de las variadas colecciones expuestas a lo largo de las amplias salas del Museo Geológico Nacional. En su adecuación y para integrar este aspecto mineral al curso general de la vida, el Museo ilustra acerca de lo que es la geología y señala las secuencias de investigación en los diversos aspectos de la rama geológica. El laboratorio de conservación, restauración de piezas y de reproducción de ejemplares complementa la planta de funcionamiento de este Museo, que es también una institución científica y pedagógica modelo en el país.

 

  Anterior

Comentarios