Conózcalo  Véalo  Léalo

    Cómprelo

 COP$ 49,000
USD$ 16*
14*

*Los precios en Dólares y Euros son calculados utilizando la Tasa Representativa del Mercado en Colombia de noviembre 07 de 2018

Contenido:

Santiago Cárdenas

Siguiente  

Presentación

Autorretrato y pizarra. 
1994. 
Óleo sobre lienzo. 
86 x 130 cm. 
Colección Biblioteca Luis Ángel Arango. La copa caída con flores blancas. 
1997. 
Óleo sobre lienzo. 
112 x 130 cm. Sin título (detalle). 
1989. 
Dibujo sobre papel. 
50 x 70 cm. Tres lockers (detalle). 
1978. 
Óleo sobre lienzo. 
153 x 210 cm. La persiana verde. 
1975. 
Óleo sobre lino. 
152,5 x 96,8 cm.

Texto de: José Alejandro Cortés, Presidente Sociedades Bolívar

Con el ánimo de exaltar el arte colombiano de valía y rendir tributo a sus exponentes más connotados, hace más de treinta años que Sociedades Bolívar mantienen la tradición de entregar anualmente al país un libro dedicado a uno de ellos.

Este tributo, sumado al riguroso reconocimiento que también hacemos cada año a la labor periodística en Colombia, al conferir el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar, constituye una prueba más de nuestro aporte cultural al país, de nuestra fe en sus gentes y de nuestro incentivo constante a su progreso intelectual.

La lista de nuestros homenajes bibliográficos incluye, entre otros, los nombres de Juan Antonio Roda, Enrique Grau, Alejandro Obregón, David Manzur, Margarita Lozano, María de la Paz Jaramillo, Omar Rayo, Juan Cárdenas, Carlos Rojas, Teresa Cuéllar, Hernando Tejada, Noé León, Sofía Urrutia, Olga Amaral, Roberto Pizano, Lorenzo Jaramillo, Ignacio Gómez Jaramillo, Alberto Iriarte “Mefisto” y Beatriz González.

Este año sumamos de nuevo a tan importante nómina el nombre de Santiago Cárdenas, cuya obra es reconocida de inmediato a partir de su inserción en el arte colombiano a mediados de los sesenta. Este es el momento en que el pintor regresa al país luego de estudiar en Estados Unidos, donde sus años de formación coincidieron con la dinámica aparición de las propuestas de vanguardia, el pop una de ellas, que con cautivante vitalidad se abrieron paso en el ámbito internacional.

No obstante, la indeclinable intuición artística de Santiago Cárdenas no le permitiría suscribir indefinidamente ninguna de ellas. Su búsqueda iba más allá: sus interrogantes abarcaban no sólo su propio quehacer sino el sentido mismo del arte en general, conectados con procesos de reflexión presentes en todo el devenir histórico del mismo. Por ello su obra reflejará esas búsquedas, sus encuentros y sus desencuentros, como evidencian los magistrales momentos de su evolución registrados en este libro, o la lúcida aproximación que a ella hace Edward Lucie-Smith en el ensayo introductorio.

Así, pues, es con orgullo que entregamos este libro de Santiago Cárdenas, prueba irrefutable de lo mucho que aún puede hacerse con el imponderable oficio de pintar.

 

Siguiente  

Comentarios