Su bolsa de Compra
Cerrar Alternativa Icono

El Galeón Perdido ¿Dónde está el San José?

$49,000.00

DESCRIPCIÓN
Flacha abajo Icono Menos Icono

Este fascinante libro nos ofrece, por primera vez, la verdadera historia del galeón San José, el navío aquel que, habiendo zarpado de Panamá hacia España, se hundió cerca de las islas del Rosario el 8 de junio de 1708, en medio de un combate con naves inglesas que intentaron apropiarse de su cargamento. En un trabajo prolijamente documentado, el ingeniero y geólogo Jorge Bendeck Olivella expone los antecedentes, incidentes y consecuencias del hecho, así como las tentativas de rescate del tesoro que debe estar ahí y los obstáculos y ambiciones que se les han interpuesto. Pese a todo, el autor asegura, "El galeón San José existe. Su casco y sus tesoros están allá en el mar, rodeados por la aureola de misterios que dibujan las almas de más de seiscientos marineros y pasajeros que se hundieron con él". La Flota de Galeones de España era el cuerpo encargado de proteger los navíos mercantes de los ataques de piratas y enemigos del imperio en el trayecto entre la metrópoli y los puertos americanos. Este libro narra la fascinante historia del Galón San José, un poderoso buque de guerra que desplazaba más de mil toneladas y portaba más de 60 cañones, que habiendo zarpado de Panamá rumbo a España, se hundió envuelto en llamas en menos de lo que se reza un credo cerca de las Islas del Rosario el 8 de Junio de 1708, combatiendo con naves inglesas de la flota de las Indias Occidentales, basada en Jamaica, que intentaron apropiarse de su cargamento.Es un trabajo documentado y con sobrada autoridad, Jorge Bendeck Olivella, quien como presidente de Ecopetrol, ministro de Estado y asesor de la comisión de Especies Náufragas, entre otros cargos, conoce a fondo el tema, resalta sus antecedentes, incidentes y consecuencias, así como los obstáculos, ambiciones, intrigas y pleitos que se han interpuesto a las tentativas de rescate de esta antigüedad náufraga. El autor propone un área en la que muy probablemente ocurrió la batalla y un sector donde el famoso navío aún podría yacer. —Redacción en El Nuevo Día Noviembre 21 de 2003 El galeón San José, poderoso buque de guerra que desplazaba 1.077 toneladas y portaba 66 cañones, asignado a la Flota de Galeones, se hundió envuelto en llamas "en menos de lo que reza un credo" en aguas cercanas a Cartagena, a las 7:30 de la noche del 8 de junio de 1708, mientras combatía con la nave capitana de la Flota Inglesa del Caribe. Venía de San José de Portobelo, Panamá, cargados con los tesoros del rey español y de particulares, rumbo a Cartagena. La búsqueda del galeón se inicia en 1982, cuando se autoriza a una empresa norteamericana para explotar el área en que se presumía se encontraba. Meses más tarde la empresa denuncia haberlo encontrado y la Dimar la reconoce como descubridora de tesoros y especies náufragas. El libro narra los antecedentes históricos de los galeones, la del San José y los trámites burocráticos para su rescate, plagados de intrigas, intereses creados, acusaciones de soborno y líos jurídicos. —Redacción en Diario El Nuevo Siglo Noviembre 30 de 2003 En el anochecer del 8 de junio de 1708 tuvo lugar, en los alrededores de Cartagena, una importante batalla naval entre la flota española y la inglesa. Los británicos merodeaban por las islas del Rosario, a la espera del cuantioso despacho de oro y plata que debía hacerse en aquella ocasión desde las colonias americanas hacia la metrópoli. Como resultado de aquel enfrentamiento, y tal como está debidamente documentado, el galeón San José-que era la embarcación capitana de la flotilla española- estalló en la mitad de la refriega y se fue al fondo del mar Caribe "en menos de lo que reza un credo", según relato uno de los sobrevivientes. En Colombia no había sido usual que los documentos oficiales-después de un tiempo prudencial- los utilizaran como materia prima de los historiadores. Pues bien: la tradición empieza a romperse. De todos los archivos que reposan en las oficinas públicas (presidencias, ministerios, embajadas, etc.) relacionados con las peripecias jurídico-políticas que han rodeado la hasta ahora infructuosa búsqueda del galeón "San José", se ha servido abundantemente el ex ministro Jorge Bendeck para preparar su interesante último libro: El galeón perdido (Villegas Editores, 2003). Durante cerca de 278 años, el "San José" durmió el tranquilo sueño de los navíos náufragos, hasta cuando, en 1980, una firma estadounidense denunció ante la Dimar el descubrimiento de lo que aseguraba eran los del galeón e indicó, inclusive, las coordenadas en donde se había hecho el hallazgo. Y allí comenzó el vía crusis jurídico ( muy colombiano, por cierto) que dura ya cerca de un cuarto de siglo y que, con lujo de detalles narra Bendeck Olivella en su obra. Hasta el momento no solo no se ha podido encontrar los restos del tesoro, a pesar de que en estos últimos años han progresado inmensamente las técnicas de búsqueda submarina. Sino lo que es más triste: no se tiene certeza tampoco sobre cuál sería exactamente la participación que le correspondería al estado colombiano en el evento de concretarse el rescate. Quien quiera conocer cómo operan las manipulaciones jurídicas en Colombia. Cómo se influye sobre el congreso para defender interese privados. Por qué las cautelas de los gobernantes para rodear de transparencia este proceso se han visto frustradas, y cómo se ejercen también las presiones indebidas de los gobiernos extranjeros cuando hay dinero de por medio, no tiene sino que leer el libro de Bendeck Olivella. Según el autor, la búsqueda del "San José" han tenido hasta el momento cuatro etapas, en un dilatado proceso que aún no termina. La primera tuvo lugar durante la administración Bentacur. El país no tenía antecedentes de casos como estos, y las pautas que trazaba el código civil para la repartición de tesoros eran insuficientes. El presidente Betancur - con buen criterio- buscó que el congreso expidiera una ley especial que reglamentara el asunto, que se convirtió en ley 26 de 1986. La segunda etapa se desarrolla durante la administración Barco. Precisamente para hacer transparente el proceso y para blindarlo contra intereses oscuros, se quiso hacer una negociación de gobierno a gobierno. Excluyendo así el enjambre de intermediarios de todos los pelambres que medraba en torno al "San José". El asunto llegó a estar bastante avanzado con el gobierno sueco pero, finalmente, ante la privatización del Banco de Inversiones Sueco, que hacía las veces de agente, esta idea también se frustró. La tercera etapa ocurre durante la administración Gaviria, que mandó a hacer una verificación independiente de la ubicación del "San José". Y, oh sorpresa: se encontró que en el área que señalaban las coordenadas inicialmente denunciadas por la firma estadounidense (Sea Search Armada, SSA) no había nada. Es decir, se había intentado conseguir una concesión para un rescate submarino donde solo había lodo y rocas coralinas. ¿Por qué?. La última etapa-que aún no termina- se ha plegado ante los tribunales (actualmente en la corte suprema de justicia) donde las SSA (la misma firma que inicialmente denunció erróneamente, y no se sabe si maliciosamente, las coordenadas del hallazgo) tiene ahora demandado al gobierno colombiano. Y allí sigue hundido el "San José", con su cuantioso tesoro, que según el historiador Rodolfo Segovia podría ascender, a valores de hoy, a los 1.000 millones de dólares. Si es que en el entretanto, mientras se surten todos estos pleitos y alegatos, los avivatos-que sí deben saber exactamente dónde está el "San José" - no lo han ya saqueado. —Juan Camilo Restrepo en Diario El Tiempo Enero 14 de 2004

DETALLES
Flacha abajo Icono Menos Icono

  • 2003 
  • Español 
  • 0.5 kgs
  • 320 páginas
  • 14 x 21 cms
  • 9789588160535

INFORMACIÓN DE ENVÍO
Flacha abajo Icono Menos Icono

Envío sin costo en Colombia.

CREDITOS
Flacha abajo Icono Menos Icono

Jorge Bendeck Olivella