Su bolsa de Compra
Cerrar Alternativa Icono

Puesta en Escena

Luz Lizarazo

 
 
 

SU HISTORIA

 


Habitante de territorios entrañablemente femeninos, es también una impetuosa tejedora de su autobiografía, recorredora de caminos y trenzadora de fronteras; fehaciente visionera de un universo que trasciende nuestros cuerpos, prisioneros tras las rejas de la biología y (re)creadora de híbridas redes de luz y de niebla.

002

 
 
 
 
 
 
 
 

SU OFICIO

Los oficios son, en el trabajo de Luz Lizarazo, un enunciado a la creatividad interpelado por un pulso incesante, rítmico y preciso. Estos parecieran empujarla a una búsqueda más allá de lo tangible, la misma búsqueda que la lleva a desnudar la ambigüedad de lo humano y a resignificar la vida.

 
 
 
 

 
 
 
 

 

 

SU OBRA

ANIMALES DE PODER

 
Animales de poder, una cartografía develadora de la animalidad humana, con esa sutil radicalidad que caracteriza varias de las obras de Luz Lizarazo. En estos escrupulosos dibujos, la artista utiliza un lenguaje que expresa las diferencias, las fronteras y las hibridaciones propias del tercer espacio, un espacio que nos permite encontrarnos con otra(o) o con una otra diferente, esa que nos hace menos extrañas. Se trata de unos especímenes zoomorfos acreedores de una feminidad sin líneas divisorias rígidas, simplistas y binarias, sin diferencias claras entre el yo y la otra.
 
 
 

 
 
 

 

 EL MUNDO INTERMEDIO

LA CREACIÓN

 
La Creación, desde cualquier lugar que la observemos: espiritual, conceptual o científico, permanece como una de las grandes preguntas de la humanidad.
 
Frente a ese interrogante, hoy me intereso especialmente por la mirada y la narración de “nuestros” ancestros. Y cuando digo “nuestros”, estoy pensando en los grupos indígenas de América como una gran familia, una gran totalidad y unicidad, vigentes en nuestro entorno cultural. A partir de  estos relatos míticos, visuales y orales encuentro una manera más potente, representativa y poética de formularme  nuevas   preguntas sobre nuestro origen, el vacío, el silencio, la muerte, el inicio, el nacimiento, la luz o la sombra, la voz….
Con el presente trabajo de investigación, recolección y memoria busco rescatar a mi manera ese legado, ese tesoro que nos dio origen, nacimiento,  y  al cual hemos dado la espalda por ignorancia y desinterés  cultural.  Mi trabajo de interpretación y reconocimiento, más que un homenaje es una forma de sanar esa herida que nos dejó la conquista, en su esfuerzo por negar lo nuestro, imponiéndonos una manera de Ser y Hacer ajena a nosotros. Aquello ha marcado incluso nuestra manera de hacer arte y de validar nuestras creaciones, de andar por el mundo y de relacionarnos con los otros, o hasta en lo más profundo: en nuestra manera de vernos a nosotros mismos.
Reinterpretar estos mitos ha sido también para mi un ejercicio de libertad y de encuentro con lo  auténtico, con lo propio. He visto cómo estamos unidos por las imágenes simbólicas del agua, el sol, la luna y la fuerza de los animales y la naturaleza. He visto cómo hablamos el mismo idioma atravesando desiertos, montañas y lagos, como tejiendo una gran red. Y cómo algunos persistimos en el intento de reconstruir y reparar esa red constantemente, como un oficio, como una invitación y no solo como  una obligación.
Luz Lizarazo
 
 
 

MITO DESANA

UNIVERSO

 
Nuestro mundo está conformado por agua y tierra (selva). Alrededor, el aire se expande entre este mundo natural y el sobrenatural donde abunda la energía que controla el poder y la fuerza, los fenómenos físicos y espirituales, la vida y la fertilidad. La zona inferior del cosmos está constituida por un río de leche, femenino y una tierra de leche envueltos y contenidos por la maloca de leche protegida por el colibrí, que se concibe como un útero o placenta a donde van los espíritus de los muertos. Se considera que el Padre Sol es el creador que ha originado todas las cosas (energía, aire, agua y tierra) y tiene representante, uno de los cuales es el sol diurno y otro la luna, concebida como sol nocturno. También lo representan los personajes de los días, que rigen el tiempo e intervienen para mediar los conflictos y, los personajes de la sangre que protegen a la gente y viven cerca de las malocas. Los jaguares son también delegados del sol, los sacerdotes y los payés. Cuando una pez boréka (trucha) se enamoró de un hombre y cohabitó con él. Sus hijos fueron los primeros Desana, quienes se consideran protegidos por el colibrí (Mimí) quien también se identifica con el viento. Al morir los Desana se convierten en colibrís. Los Desana cohabitaron con diferentes hembras y así originaron los diferentes sib. No deben casarse ni tener relaciones sexuales con mujeres Desana o cometerían incesto, lo cual tendría consecuencias catastróficas para la naturaleza y el cosmos, tal y como se dice que ocurrió cuando el sol cometió incesto con su hija. La hija del sol se describe como la transmisora de la cultura Desana. Todos los animales están sometidos al dueño de los animales (kêgê) que habita los cerros rocosos y los raudales, desde donde rige la proliferación de las diferentes especies. En la selva hay además espíritus, algunos de los cuales son "demonios" que causan mal, matando o enfermando a la gente.
 
 
 
Siguiente> Lanzamiento Mujeres
< Previo Laura Laurens